domingo, 1 de marzo de 2015

La desesperación lleva a un desempleado de Calañas a prestar servicios gratis a empresas para no pedir limosna

Jordi Vidal Ibáñez (Barcelona, 1961), es uno de los miles y miles de españoles a los que le ha tocado hacer ‘sacrificios para salir de la crisis’ y, por tanto, uno más de los olvidados por las cifras macroeconómicas con las que el Gobierno de España quiere convencer a los españoles de que lo peor ya ha pasado.

Y es que la realidad de este barcelonés al que los avatares de la vida han llevado a Calañas dista mucho de esas grandes cifras, y el precio que está pagando es altísimo: se trata de uno de los numerosos parados de larga duración que, de tenerlo todo, se ha quedado de repente sin nada (excepto con sus dos hijos y con una gran desesperación por no poder sacarlos adelante). Pero lejos de quedarse en casa lamentando sus desgracias, Jordi Vidal se ha armado de portátil y tablet, y sobre todo de ánimo, y ha decidido ‘echarse’ literalmente a la calle a buscarse la vida de una forma un tanto peculiar.

Aprovechando su formación y experiencia laboral (fue contable y técnico en Artes Gráficas durante tres décadas), viajó por toda España, se formó en informática y programación, telecomunicaciones, idiomas, diseño “y cuantas cosas se cruzaban en mi camino para ampliar mi curriculum”, ha puesto en marcha, de forma totalmente altruista una serie de guías visuales de aquellas poblaciones del Andévalo y la Cuenca Minera “que puedo visitar”. En ellas, bajo el nombre de ‘El mirador de...” ofrece a las empresas y comercios locales la posibilidad de dar a conocer sus productos y servicios totalmente gratis.

“El famoso currículum a día de hoy no sirve para nada”, afirma, a la vez que insiste en que en sus buenos tiempos “todo parecía sonreírme, ganaba mucho dinero y pequé de soberbia. Nunca pensé que me faltaría el trabajo. Pero lo malo estaba por llegar y nunca me vi en esta situación”.
‘A perro flaco todo son pulgas’, debe pensar Jordi, porque, de repente, todo se torció: perdió a sus padres de forma “dramática”, y en  2008, después de nacer su segundo hijo, “se agotaron todos mis ahorros y ya no me requería nadie para trabajar”. La desesperación lo llevó a Málaga, donde no hubo suerte, y finalmente a Calañas, el pueblo de su mujer, donde muy al contrario de sus espectativas, todo terminó de derrumbarse y la separación conyugal, unida a la falta de empleo, convirtieron su día a día “en un infierno sin solución y en un escenario muy cruel nunca esperado” ya que se quedó “sin trabajo, sin dinero, sin amigos, sin una forma de comunicación rápida con el exterior, sin móvil, ni Internet, ni coche u otra forma de desplazamiento. Y  lo peor, solo ante la adversidad, sin ninguna ayuda y con dos menores que no podían comprender una situación de la que no podía permitirme que saliesen afectados, aunque por más que hagas, les afecta”.

Pero lejos de hundirse, y animado sobre todo por sacar adelante a sus hijos, decidió dar un paso y, con un pequeño portátil -muy mermado de posibilidades- y una tablet para hacer fotos, decidió crear una guía de Calañas por Internet. Su idea estuvo muy clara  desde el principio: “ser el primero en hacer un trabajo así, en el que incluiría los comercios, servicios y lugares de interés sin discriminar económicamente a nadie, con fotos y datos de cada uno”. Después de más de 300 visitas a los comercios locales logró sacar la guía y “me hice más fuerte”, por lo que decidió dar el salto y, casi sin posibilidades económicas, ha exportado ya su idea a Valverde, El Cerro, Zalamea, Riotinto o la capital provincial. Su objetivo, ofrecer un servicio gratuito, está ligado a la solución que ha hallado temporalmente a su situación, la cual admite es “un tanto vergonzosa y casi rompe mi propia dignidad: aparecer con una hucha y pedir a título personal una ayuda para seguir con mi proyecto, logrando de paso que al menos no les falte lo básico a mis hijos”.

Pero sus miras son mucho más amplias y, reconociendo que “echar currículums no sirve de nada” y “sin querer que nadie me regale nada”, asegura que espera de esta forma conocer a mucha gente, lo cual le permitirá aumentar sus posibilidades de dar con la persona adecuada, en el momento justo y en el lugar exacto, que le facilite obtener lo que más ansía: un empleo.

Andalucía Información 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada