miércoles, 25 de marzo de 2015

Distocia, la dificultad del parto en el ganado



El parto es un acontecimiento muy importante en las explotaciones ganaderas, puesto que es el fundamento económico de éstas; es imprescindible obtener nuevos animales con los que comercializar y obtener rentabilidad en la explotación.

Las explotaciones cada vez más intensificadas buscan mayores rendimientos buscando animales con un morfotipo cada vez más cárnico que presentan una hipertrofia muscular como las razas culonas. En nuestra zona las razas más comunes de este tipo son en bovino limousine y charoláis y en ovino ile de france o berrinchón entre otras.

La dificultad de parto, también conocida como distocia, es un problema de gran importancia en el ganado de carne, por ser la mayor causa de mortandad perinatal. Los principales factores que afectan la facilidad de parto:
  • PESO: es el factor más importante y de mayor contribución en los problemas de parto, el porcentaje de distocia aumenta en forma lineal con los mayores pesos al nacer.
  • SEXO: los machos presentan, en promedio, mayor peso y tamaño que las hembras requiriendo de un 20 a un 60% más de ayuda al momento del parto. 
  • EDAD DE LA MADRE: son las primerizas las que más la sufren por no poseer desarrollada la estructura y el tamaño corporal. Las dificultades de parto en el ganado de carne comienzan a minimizarse cuando los vientres alcanzan los 4 y 5 años de edad. Animales muy mayores también sufren estos problemas por carecer de la vitalidad necesaria.
  • ÁREA PÉLVICA: el principal detonante de los problemas de parto es la desproporción entre el tamaño del feto y el diámetro pelviano.
  • TAMAÑO Y ESTADO CORPORAL DEL VIENTRE: Lo más importante a tener en cuenta es la relación entre el peso del ternero y el peso de su madre, ya que este cociente puede aportar hasta un 30% de la variación total en los problemas de parto. En cuanto al estado de los vientres:
  1. Las vacas muy flacas al momento del parto producirán terneros débiles y no tendrán fuerza suficiente para llevar adelante el parto
  2. Las vacas muy gordas tendrán el canal de parto parcialmente obturado con grasa e incrementarán las presentaciones anormales del feto.
  •  CONFORMACIÓN DEL TERNERO: las investigaciones indican que la circunferencia de la cabeza y el ancho de los hombros son las medidas que mejor tienden a estimar los grados de distocia.
  • RAZA PATERNA: en lo que respecta a peso al nacer y facilidad de parto, las diferencias entre las razas están ampliamente documentadas. En general, los pesos al nacer y los porcentajes de asistencia se incrementan con el potencial de crecimiento y con el tamaño adulto de la raza paterna.
  • RAZA MATERNA: los efectos maternos, por otra parte, no manifiestan un comportamiento definido, aunque madres con una morfología cárnica presentan una mayor prevalencia a partos distócicos.
  • TEMPERATURA AMBIENTE: exposiciones prolongadas a altas temperaturas tienden a reducir los pesos al nacer, mientras que las temperaturas bajas y extremas producen un efecto opuesto incrementando los niveles de distocia.
Sergio Rodríguez, Veterinario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada