viernes, 20 de marzo de 2015

Efemérides astronómicas de marzo de 2015.

El 20 de marzo llegamos al final del invierno en el Hemisferio Norte. Por un lado las Celebraciones del Sol en el EQUINOCCIO DE PRIMAVERA y por otro lado un bello fenómeno astronómico: un eclipse de Sol que será visible como parcial desde España. Y además el domingo 29 tendrá lugar el cambio de hora, recuperando el horario de verano.

Los solsticios y los equinoccios son fiestas solares que son las piedras angulares de muchas de las antiguas sociedades de la antigüedad. Muchas de las costumbres de Semana Santa tienen sus raíces en la tradición del equinoccio de primavera. Las culturas humanas de todo el mundo llevan a cabo festivales en referencia a este hecho en particular, celebrando diferentes iconos culturales, líderes religiosos y la naturaleza. En el caso de la Cristiandad, se realizan festiva
les para celebrar o usar el equinoccio de primavera como indicador de los días festivos como la Pascua. Ésta, el día en que se celebra la resurrección de Jesucristo, ocurre el primer domingo luego de la primera luna llena que sigue al equinoccio de primavera, establecido por el primer concilio de Nicea en el año 325 antes de Cristo.

Por este motivo los ciclos astrales no pasaron desapercibidos para ninguna sociedad y, menos aún, para las megalíticas. Estos ciclos astronómicos marcaban los ritmos en todos los aspectos de la vida, desde la cosecha a los rituales de la muerte. Así el renacer del Sol y el Equinoccio de primavera marcó la vida en la Prehistoria. La entrada del sol en los dólmenes de El Pozuelo, por su orientación hacia el este (en gran parte de ellos), hacia el sol naciente, cada primavera demuestra que estos ciclos marcaban los ritmos de la vida en la aldea. El sol inunda el corredor de muchos de estos dólmenes de Zalamea. Es el tiempo en el que algunas culturas antiguas fijaban el inicio del año. Por este tema la arqueoastronomía trata de establecer la relación existente entre la orientación de algunos templos y monumentos de la antigüedad y la salida y la puesta del sol de ese día. Coincidirá con el momento en el que finalice la siembra de las nuevas cosechas y el inicio de la floración de la mayor parte de las plantas. 

¿Pero qué sentido tenía para estos grupos humanos de la Prehistoria esta orientación y no otra? Tras varios estudios, los expertos señalan que «su fin no era la observación de un orto solar determinado, sino que, en momentos puntuales del año, la luz del sol rey inundara el reino de los muertos». Explicaciones ritualistas que se unen a una necesidad de marcar ciclos en las tareas agrícolas. «Parece probable que se orientara al orto solar de otoño, después de que la cosecha se hubiera completado». Pero los científicos aún se preguntan por qué esta relación se da en algunos dólmenes y no ocurre igual en sus homólogos. En este sentido, otros historiadores proponen una nueva teoría, según la cual los dólmenes estarían orientados hacia el amanecer del día en que comenzaron a construirse y fija unas orientaciones concretas.

El equinoccio de primavera, o vernal, es uno de los dos equinoccios anuales que experimentamos, el otro es el de otoño. "Vernal" viene de la palabra latina "vernus" o "ver" y significa primavera. Equinoccio viene del latín "aequinoctium" y significa "noche igual".
Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Fomento), la primavera de 2015 comenzará el viernes 20 de marzo a las 23h 45m hora oficial peninsular, a las 22h 45m en Canarias. Esta estación durará 92 días y 18 horas, y terminará el 21 de junio con el comienzo del verano.

En el Hemisferio Norte es llamado “Equinoccio de Primavera” y marca el paso del Invierno a la Primavera. En el Hemisferio Sur es llamado “Equinoccio de Otoño” y marca el paso del Verano al Otoño.

El Equinoccio es el momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra (excepto en los polos). Ocurre dos veces al año: en Marzo y Septiembre.
Luna llena. La primera luna llena de la primavera se dará el 4 de abril, siendo el domingo siguiente (5 de abril) el Domingo de Pascua. En esta primavera se darán otras dos lunas llenas: 4 de mayo y 2 de junio.

Feliz Luna Nueva, Eclipse y Equinoccio! Amigos del Patrimonio de Zalamea la Real, marzo de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada